miércoles, 25 de enero de 2017

Cuando levante la niebla

Este invierno está resultando seco, frío y dominado por largas jornadas con niebla. Mientras, los sucesos más importantes siguen ocupando las portadas de los periódicos.

Solo hay que repasar los de este fin de semana para darse cuenta de por donde va la actualidad. “El populismo entra en la Casa Blanca” titula un diario nacional en referencia a la toma de posesión del 45º presidente americano, para a continuación referirse a él como el populista más agresivo y a su política como el nacionalismo más desacomplejado. De estrafalario constructor y showman televisivo a convertirse en el 45º Presidente, subtitulan.

Leyendo y leyendo me fijo en sus prioridades como presidente: recortes fiscales, derogar las medidas que obligaban a reducir las emisiones contaminantes, reforzar las Fuerzas Armadas, construir un gran muro en la frontera con México, aplicar aranceles a los coches alemanes, paralizar el plan sanitario de Obama, y un largo y preocupante etcétera.

Entre los mensajes hacia la comunidad internacional destacan la proximidad a Putin y el desprecio hacia la Unión Europea concretado en su aprobación a la desmembración, apoyando claramente el Brexit al afirmar que Reino Unido hace bien en irse de la UE. “Un Brexit multiplicado por tres”, anunció Trump, contribuyendo a una desconexión británica más dura.

El panorama internacional todavía se vuelve más complejo por sus cortejos a Putin, con quien comparte la política agresiva y el uso de la fuerza, las próximas elecciones en Holanda, Francia, Alemania o Italia. 

La insoportable tensión con México, que de estallar solo beneficiaría al partido izquierdista mexicano, o el anuncio del traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén que incendiaría todo Oriente Próximo, son otras muestras de lo que se nos puede venir encima.

Pero todavía son más la amenazas. En el Continente Asiático los anuncios de Trump de romper con los tratados de libre comercio al tiempo que incrementará la presencia naval militar en esas aguas suponen nuevos riesgos para todos.

Son tiempos difíciles, turbulentos e imprevisibles en los que expertos nos previenen de años peligrosos ante los que debemos estar preparados. Preparados ante la oleada de nacionalismos a los que ahora debemos sumar a Trump, a Putin en Rusia, Modi en Italia, Jinping en China, Erdogan en Turquía. A los que también añadiríamos actitudes como la de May en reino Unido con su Brexit duro y sus efectos contagio en otros países de la Unión.

Son estos mismos analistas los que sin atreverse a hablar de la III Guerra Mundial sí ven posible una crisis similar a la que provocaron los misiles cubanos. El Papa Francisco sí lo habló más claro, “estamos en la III Guerra Mundial en pedacitos”.

La frase de la canciller alemana Merkel “el futuro de la UE está en manos de los europeos” me hace concebir un halo de esperanza en la búsqueda de la unidad frente a las amenazas del populista americano, en hacernos despertar y comprender dónde residen nuestras fortalezas y debilidades.

Cuando levante la niebla lo veremos más claro.

Cando levante a néboa

Este inverno está a resultar seco, frío e dominado por longas xornadas con néboa. Mentres, os sucesos máis importantes seguen ocupando as portadas dos xornais.

Só hai que repasar os deste fin de semana para darse conta de por onde vai a actualidade. ?O populismo entra na Casa Branca? titula un diario nacional en referencia á toma de posesión do 45º presidente americano, para a continuación referirse a el como o populista máis agresivo e á súa política como o nacionalismo máis desacomplejado. De estrafalario construtor e showman televisivo a converterse no 45º Presidente, subtitulan.

Lendo e lendo fíxome nas súas prioridades como presidente: recortes fiscais, derrogar as medidas que obrigaban a reducir as emisións contaminantes, reforzar as Forzas Armadas, construír un gran muro na fronteira con México, aplicar aranceis aos coches alemáns, paralizar o plan sanitario de Obama, e un longo e preocupante etcétera.

Entre as mensaxes cara á comunidade internacional destacan a proximidade a Putin e o desprezo cara á Unión Europea concretado na súa aprobación á desmembración, apoiando claramente o Brexit ao afirmar que Reino Unido fai ben en irse da UE. “Un Brexit multiplicado por tres”, anunciou Trump, contribuíndo a unha desconexión británica máis dura.

O panorama internacional aínda se volve máis complexo polos seus cortexos a Putin, con quen comparte a política agresiva e o uso da forza, as próximas eleccións en Holanda, Francia, Alemaña ou Italia. 

A insoportable tensión con México, que de estalar só beneficiaría ao partido esquerdista mexicano, ou o anuncio do traslado da embaixada de EEUU a Xerusalén que incendiaría todo Oriente Próximo, son outras mostras do que se nos pode vir encima.

Pero aínda son máis a ameazas. No Continente Asiático os anuncios de Trump de romper cos tratados de libre comercio á vez que incrementará a presenza naval militar nesas augas supoñen novos riscos para todos.

Son tempos difíciles, turbulentos e imprevisibles nos que expertos nos preveñen de anos perigosos ante os que debemos estar preparados. Preparados ante a onda de nacionalismos aos que agora debemos sumar a Trump, a Putin en Rusia, Modi en Italia, Jinping en China, Erdogan en Turquía. Aos que tamén engadiriamos actitudes como a de May en reino Unido co seu Brexit duro e os seus efectos contaxio noutros países da Unión.

Son estes mesmos analistas os que sen atreverse a falar da III Guerra Mundial si ven posible unha crise similar á que provocaron os mísiles cubanos. O Papa Francisco si o falou máis claro, “estamos na III Guerra Mundial en pedacitos”.

A frase da chanceler alemá Merkel “o futuro da UE está en mans dos europeos”faime concibir un halo de esperanza na procura da unidade fronte ás ameazas do populista americano, en facernos espertar e comprender onde residen as nosas fortalezas e debilidades.

Cando levante a néboa verémolo máis claro.

miércoles, 11 de enero de 2017

Buenos deseos y propósitos

Son éstas, las fechas en las que nos encontramos, las más propicias y habituales a la hora de plantearnos cada año que comienza una serie de propósitos y de retos, muchos de los cuales a lo largo de los próximos meses se quedarán en solo eso, propósitos.

Para muchos el año comienza proponiéndose hacer más ejercicio y los gimnasios ven incrementadas sus matriculas y solicitudes. Otros deciden que ha llegado el momento de no retrasar por más tiempo el ponerse en serio con el aprendizaje de un idioma extranjero y las academias y los cursos on line también aumentan la demanda.

Las nuevas agendas aparecen con sus páginas en blanco dispuestas a ver como poco a poco se llenan de eventos y actividades de trabajo y de ocio. En las calles casi todos los saludos terminan con la repetida frase de “feliz año”. Finalizadas las comidas y cenas en familia o en los locales habituales, todos tratan de restablecer la normalidad en sus hábitos alimenticios con el propósito de perder cuanto antes los kilos que los turrones, el capón y otros manjares navideños, se nos han añadido.

Como quiera que ostento la responsabilidad y el privilegio de representarles a todos en la sede que encarna la soberanía nacional, el Congreso de los Diputados, quiero compartir con ustedes mis deseos y propósitos en lo público en este espacio.

A nivel nacional la prioridad debe seguir siendo trabajar para contribuir a mantener la estabilidad y el clima de confianza en las instituciones y en nuestra nación, que propicie la confianza de todos aquellos que con sus iniciativas y esfuerzo económico mantienen nuestra economía y generan puestos de trabajo.

Para Galicia, que nuestra autoestima como pueblo nunca decaiga y que sepamos apreciar y poner en valor cada día con nuestro esfuerzo lo que tenemos y lo que somos, reivindicando con argumentos y la necesaria pasión aquellas inversiones que son prioritarias e imprescindibles para seguir mejorando, como la llegada a nuestra tierra de la alta velocidad ferroviaria.

Para nuestra provincia de Lugo el impulso definitivo a todo tipo de iniciativas públicas y privadas que contribuyan a afianzar y potenciar nuestro medio rural, con especial sensibilidad hacia las vinculadas con nuestras explotaciones ganaderas, sin olvidar a las mujeres y hombres que se ganan la vida en las duras condiciones de la mar.

En nuestra ciudad de Lugo, que de una vez por todas impere la responsabilidad política para que, con la necesaria colaboración institucional, podamos sacar adelante los proyectos de ciudad que desde hace años brillan por su ausencia, paralizados en los cajones de los gobernantes municipales. Que nuestras comunicaciones ferroviarias con la meseta sean una realidad comprometida y respaldada en los Presupuestos Generales del Estado y en el conjunto de la sociedad e instituciones lucenses.

En lo personal, para todos ustedes, mucha salud, trabajo para quien lo demande y buenos, muchos buenos momentos que poder compartir con sus seres más queridos. Ojalá que estos buenos deseos y propósitos se vean cumplidos.

Bos desexos e propósitos

Son estas, as datas nas que nos atopamos, as máis propicias e habituais á hora de expornos cada ano que comeza unha serie de propósitos e de retos, moitos dos cales ao longo dos próximos meses quedarán en só iso, propósitos.

Para moitos o ano comeza propoñéndose facer máis exercicio e os ximnasios ven incrementadas os seus matriculas e solicitudes. Outros deciden que chegou o momento de non atrasar por máis tempo o poñerse en serio coa aprendizaxe dun idioma estranxeiro e as academias e os cursos en liña tamén aumentan a demanda.

As novas axendas aparecen coas súas páxinas en branco dispostas a ver como aos poucos énchense de eventos e actividades de traballo e de lecer. Nas rúas case todos os saúdos terminan coa repetida frase de “feliz ano”. Finalizadas as comidas e ceas en familia ou nos locais habituais, todos tratan de restablecer a normalidade nos seus hábitos alimenticios co propósito de perder canto antes os quilos que os turróns, o capón e outros manxares do Nadal, engadíronsenos.

Como queira que ostento a responsabilidade e o privilexio de representarlles a todos na sede que encarna a soberanía nacional, o Congreso dos Deputados, quero compartir con vostedes os meus desexos e propósitos no público neste espazo.

A nivel nacional a prioridade debe seguir sendo traballar para contribuír a manter a estabilidade e o clima de confianza nas institucións e na nosa nación, que propicie a confianza de todos aqueles que coas súas iniciativas e esforzo económico manteñen a nosa economía e xeran postos de traballo.

Para Galicia, que a nosa autoestima como poboo nunca decaia e que saibamos apreciar e poñer en valor cada día co noso esforzo o que temos e o que somos, reivindicando con argumentos e a necesaria paixón aqueles investimentos que son prioritarias e imprescindibles para seguir mellorando, como a chegada á nosa terra da alta velocidade ferroviaria.

Para a nosa provincia de Lugo o impulso definitivo a todo tipo de iniciativas públicas e privadas que contribúan a afianzar e potenciar o noso medio rural, con especial sensibilidade cara ás vinculadas coas nosas explotacións gandeiras, sen esquecer ás mulleres e homes que se gañan a vida nas duras condicións da mar.

Na nosa cidade de Lugo, que dunha vez por todas impere a responsabilidade política para que, coa necesaria colaboración institucional, podamos sacar adiante os proxectos de cidade que desde hai anos brillan pola súa ausencia, paralizados nos caixóns dos gobernantes municipais. Que as nosas comunicacións ferroviarias coa meseta sexan unha realidade comprometida e apoiada nos Orzamentos Xerais do Estado e no conxunto da sociedade e institucións lucenses.

No persoal, para todos vostedes, moita saúde, traballo para quen o demande e bos, moitos bos momentos que poder compartir cos seus seres máis queridos. Oxalá que estes bos desexos e propósitos véxanse cumpridos.
Se ha producido un error en este gadget.